Morir de amor por chocolate – Bundt Cake de chocolate

20140211_075425

Este pastel puede parecer que sea ideal para hoy, día de San Valentín, pero en realidad lo hice para celebrar los santos de mis hijos, el de Arnau que fue el lunes 10 de febrero y el de Laia que fue el 12 de febrero.

Querían algo con un corazón, así que me vino al pelo volver a usar mi molde en forma de corazón de Nordic Ware. No falla. Son caros pero merece la pena tener unos moldes de tan alta calidad.

La receta la saqué del libro de Bea Roque, El Rincón de Bea. Ella titula su receta como Death by chocolate bundt cake (bundt cake muerte por chocolate).

Si soys amantes del chocolate, este es vuestro pastel. Yo no soy amante en exceso del chocolate, por eso con un pedacito tengo suficiente. Pero los amantes del chocolate como mi hija y mi marido, han disfrutado de lo lindo con él.

Aquí va la receta:

Ingredientes:

20140209_140344

  • 125 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 300 g de azúcar
  • 2 huevos XL
  • 280 g de harina todo uso
  • 1 cucharada de levadura
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 250 g de nata fresca
  • 50 g de cacao en polvo tipo Valor
  • 300 g de pepitas de chocolate

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 170ºC
  2. Tamizamos la harina, el cacao, la levadura, el bicarbonato y reservamos.
  3. Mezclamos la nata con la leche y reservamos.
  4. Procedemos a batir la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla quede cremosa.
  5. Añadimos los huevos ligeramente batidos de uno en uno. No incorporaremos el siguiente hasta que le primero esté totalmente integrado.
  6. Añadimos la vainilla.
  7. Añadimos la harina en tres veces, alternaremos con la mezcla de la nata y terminaremos con la harina. Batir hasta que la masa sea de un color uniforme.
  8. Ahora llega el momento de incorporar a la masa las pepitas de chocolate. Lo haremos con la ayuda de una espátula de silicona.
  9. Una vez estén bien integradas en la masa, procedermos a engrasar el molde.
  10. Vertemos la masa en nuestro molde y nos aseguramos que la masa llegue a todos los rincones del molde y que no tenga aire.
  11. Alisamos la superficie.
    20140209_200855
  12. Horneamos entre 45 y 55 minutos, en mi caso con 45 minutos fue suficiente. Empezad a controlar en el minuto 45 y si al pinchar con un palillo, éste sale limpio, ya está listo.
  13. Sacamos del horno y dejamos enfriar dentro del molde encima de una rejilla durante 10 minutos.
  14. Transcurrido ese tiempo, desmoldamos y lo dejamos enfriar completamente.

Y ya está listo para que lo disfrutéis. Nosotros lo comimos al día siguiente. Todo un éxito.

Que terminéis de pasar buen día.

Un beso.

Cris