Tarta Sacher

Cuando fui informada de la fecha en la que iba a ser sometida a una operación quirúrgica, lo primero que hice fue mirar el calendario. El doctor me dijo que estaría entre 5 y 7 días ingresada. Por lo que… HORROR!!! el día del cumpleaños de mi padre podría estar en el hospital!!! noooooooooooooo. Mi padre no podía quedarse sin su pastel casero hecho por mi, no podía permitir eso. Así que decidí hacer un pastel que pudiera ser congelado. Y me decanté por una Tarta Sacher. Por si no me hubiran dado el alta, estaba todo preparado. Mi marido sacaría la tarta del congelador, la metería en el porta tartas y lo llevaría al hospital. Yo ya me había encargado de meter en la maleta las velas y el mechero para la ocasión. Cuando se lo expliqué a mi cirujano, no podía parar de reir el hombre, jajaja. :)

Empecé a buscar recetas y la que más me convenció fue esta. No la hice al pie de la letra, pero poco le faltó, jaja. Qué rica por favor!!! nos encantó a todos.

Ingredientes: (usé un molde de 18 cm)

  • 60 g de almendras molidas
  • 50 g de harina todo uso
  • 50 g de azúcar glass
  • 50 g de azúcar granulado (el normal)
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 huevos
  • 75 g de chocolate del 70%
  • 5 g de levadura tipo Royal
  • una pizca de sal
  • 1 cucharadita de azúcar avainillado
  • mermelada de fresa (la auténtica Sacher lleva mermelada de albaricoque, pero a mi me encanta la fresa con el chocolate, la próxima vez ya la haré de albaricoque que seguro que estará estupenda)

Ingredientes para la cobertura:

  • 125 g de chocolate del 70%
  • 125 g de nata del 35% de materia grasa
  • 25 g de mantequilla a temperatura ambiente

Preparación del bizcocho:

  1. Derretimos el chocolate al baño maría.
  2. Mezclamos el azúcar glass y la mantequilla a temperatura ambiente con una batidora de varillas.
  3. Una vez que el chocolate esté templado lo añadimos a la mezcla del azúcar y la mantequilla. Batimos nuevamente con la batidora de varillas.
  4. Separamos las claras de las yemas. Añadimos las yemas de una en una, batimos y no incorporamos la siguiente hasta que la anterior se haya integrado completamente.
  5. Montamos las claras con el azúcar granulado, lo hice con la Kitchenaid, qué maravilla, qué buen hacer que tiene la amiga. Con esta receta estrené mi querida Kitchenaid, ay madre, no sé como he podido vivir todo este tiempo sin ella!!! Batimos durante 5 minutos a velocidad 4.
  6. A la mezcla del chocolate que teníamos reservada (la que hemos batido con la batidora de varillas) le añadimos el azúcar vainillado y las almendras molidas y batimos nuevamente.
  7. A la misma, le añadimos las claras, lo hacemos poco a poco y con la ayuda de una espátula de silicona las mezclamos con movimientos envolventes hasta que no queden grumos de claras.
  8. Mezclamos la levadura con la harina y la sal, tamizándola sobre la mezcla, la incorporamos poco a poco, del mismo modo que hemos hecho con las claras.
  9. Engrasamos el molde y vertemos el contenido. Lo dejamos reposar mientras el horno se calienta hasta llegar a los 150º
  10. Hace ya más de un mes y medio que hice la receta y no recuerdo exactamente el tiempo de horneado, sorry! pero según la receta dice que aproximadamente una hora, pero que se controle a partir del minuto 45. El bizcocho estará hecho cuando al pincharlo con un palillo o cake tester, éste salga limpio.
  11. Desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla. La parte “fea” será el culo de nuestro pastel, usaremos la parte lisa para bañar en chocolate.
  12. Una vez frío lo partimos por la mitad y lo rellenamos con la mermelada elegida. Tapamos con la mitad reservada.

Preparación de la cobertura de chocolate:

  1. Ponemos la nata a hervir, una vez esté hirviendo, retiramos del fuego y le añadimos el chocolate que previamente habremos troceado.
  2. Removemos con las varillas. Una vez el chocolate esté fundido y bien integrado, le añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y removemos nuevamente con las varillas.

Ponemos el bizcocho en una rejilla y ponemos debajo una bandeja para que caiga dentro el chocolate sobrante. Una vez el chocolate haya tomado un poco de consistencia, bañamos el bizcocho con él.

Cuando esté frío lo metemos en la nevera tapadito, yo uso un portatartas.

No dudéis en prepararla, está divina esta tarta.

Aquí ya había estado un rato en la nevera

Aquí ya había estado un rato en la nevera

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>